Amor de mercadillo
  • 24
  • 01

Amor de mercadillo

Una mañana, un hombre salió al mítico Jueves y compró una silla y una mesa. Se las llevo a su casa y las colocó bajo una luz tenue que entraba por la ventana. En ese instante, silla y mesa se miraron y se enamoraron por siempre. Vinieron años de prosperidad. Las risas y la música siempre estaban presentes.

Silla y mesa vivían ajenas al tiempo hasta que un día sin comprender razón alguna, desaparecieron las risas y la luz y la casa se quedó completamente vacía de recuerdos.

Una mañana cualquiera, inesperada, aquel hombre las sacó, las bajó y las separó entre dos contenedores de basura,.... en el silencio del nogal que les dio cuerpo, juraron buscarse.

Pasaron los años y dieron muchos tumbos por el mundo, hasta un domingo gris e inesperado, cuando reaparecieron en el charco de la pava, entre jarrones de mimbre y lámparas de alabastro, ahí se reencontraron.

Un muchacho, enamorado probablemente del amor que procesaban silla y mesa se las llevó y otra vez volvieron las risas, la luz... Guardaban ya innumerables secretos e historias, que recordaban en silencio aun sabiendo que su mundo, una vez más, volvería a desaparecer.

Todo desaparece, mas el amor nunca perece.

Escrito por Juan Carlos García Cerón
Foto: Abekoco

Comments (0)

Leave a reply

Should you ever have a question, please dont hesitate to send a message or reach out on our social media.
More News
  • 24 Dec 2016
  • 0
  • 9 Jul 2018
  • 0
Compra ya tu camiseta blanca